Nuestra Misión

La misión de Bark Busters es promover una comunicación abierta y clara entre los propietarios y sus perros usando métodos de entrenamiento sencillos y eficaces que están basados en la manera de actuar y pensar de los perros. Los terapeutas de Bark Busters utilizan técnicas para animar al perro a usar su cerebro y, al mismo tiempo, satisfacer la necesidad del perro de tener un líder de manada. En la naturaleza, los perros tienen una jerarquía determinada por su posición dominante en el grupo. Cuando los perros se perciben a sí mismos por encima del propietario/s en la jerarquía, por lo general tiene como consecuencia una manada disfuncional. El resultado puede ser estresante tanto para el dueño como para el perro.

Qué hacemos nosotros

Los terapeutas del comportamiento de Bark Busters ponen a los propietarios al mando de nuevo. Nosotros entrenamos usando métodos rápidos y sencillos de aprender a los que el perro responde inmediatamente.

Nuestros terapeutas se desplazan al domicilio de los propietarios. Aquí es donde el perro pasa más del 90% de su tiempo, donde está más relajado y abierto al aprendizaje. Nosotros enseñamos a los dueños cómo entrenar a su perro a través del uso eficaz de los tonos de voz y el lenguaje corporal.

Por supuesto, en caso de que los propietarios estén experimentando problemas fuera del hogar, tales como tirar de la correa o agresividad, prepararemos situaciones de entrenamiento controladas en el parque o en el lugar que resulte más práctico para cada caso.

¿Qué incluye?

Estamos comprometidos con la solución de los problemas de comportamiento de su perro. Cobramos una tarifa única que cubre tantas sesiones como sea necesario para tener los problemas bajo control. La primera sesión durará alrededor de 2-3 horas, y se le requerirá que practique durante 10-15 minutos cada día durante 4-5 semanas. Esto reforzará el comportamiento recién aprendido de su perro. Nuestro adiestramiento “Clase Oro” viene con nuestra Garantía de Apoyo de por Vida por escrito.